free hit counter

 

A 80 kilómetros de San Salvador, Tazumal es un sitio singular que destaca las huellas dela civilización indígena que dominó nuestro país antes de la era colonial.

 

Tazumal, un “lugar donde se consumen almas” en lengua nahua-quiché, se sitúa en el corazón del municipio de Chalchuapa.

Esta zona está dentro del área arqueológica occidental con una superficie aproximada es de 10 km² y donde también se localizan otros lugares de igual riqueza histórica como Casa Blanca, El Trapiche y zonas aledañas.

Fue registrado formalmente en 1940 por el arqueólogo Stanley Boggs, quien tuvo la oportunidad de identificar 13 estructuras.

Este sitio comprende una serie de estructuras que fueron el escenario de un importante y sofisticado asentamiento maya que existió alrededor de los años 100 a 1200 d.C. el cual estuvo relacionado con Copán y con grandes influencias teotihuacana y tolteca.

Dentro de estas arquitecturas se localizaron sistemas de drenaje de aguas, tumbas, un juego de pelota, pirámides y templos que quedaron en completo abandono en el año 1,200 d.C.

La construcción es al estilo maya sudoriental elaborada con piedra y barro al que recubrieron con un repello de barro. Como trabajos de restauración fue que en los años cuarenta recubrieron las estructuras con cemento.

Con el pasar del tiempo las pirámides han estado expuestas a las inclemencias del tiempo que han obligado a las autoridades a cuidar con mayor celo las estructuras que han estado en riesgo de derrumbarse. Tal fue el caso del año 2004, cuando una parte de las estructura #2 se derrumbó y motivó a que se iniciaran excavaciones que solo confirmaron la pertenencia de este sitio al Imperio Tolteca.

El museo “Stanley Boggs”

Fundado el 16 de abril de 1952, este rincón arqueológico expone un panorama que detalla la ocupación de las culturas que se asentaron en la actual zona arqueológica de Chalchuapa, así como su desarrollo en el tiempo.

Como parte de estas temáticas, se destacan las primeras excavaciones que se realizaron en la zona y que permitieron descubrir más sobre la vida indígena del período Clásico y Posclásico.

La exhibición incluyevasijas de barro, orejeras, pendientes, collares, espejos, anillos, hachas de jadeíta, yugos, pirita labrada, perlas y otros utensilios encontrados.

Verá asimismo una de las esculturas más importantes: la Estela de Tazumal con 2.65 metros de altura y 1.16 de ancho. En ella se plasmóun personaje con ricos atuendos sosteniendo un cetro. Esta escultura que fue encontrada por el historiador Santiago I. Barberena en 1892 y trasladada al Museo Nacional.

 

About Karla Linares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *